martes, 7 de mayo de 2019

ISLAS COMORES

El archipiélago de las islas Comores en el océano Indíco, es el último país-isla que me faltaba por visitar en dicho océano y el penúltimo nuevo que me faltaba para cumplir mis propósitos, que es llegar a 160.

No hay mucho que decir de él, es un país de varias islas de origen volcánico con su capital Moroni en la isla mayor, la Gran Comora, Francia le dió la independencia el año 1975, aunque ésta se reservó como propia la isla Mayotte al sur del país y que el gobierno y la población reclaman como propia,  desde esa fecha tiene un triste record, ha tenido veinte golpes de estado, y han sido asesinados varios jefes de estado.

Sus habitantes son mayoritariamente musulmanes que hablan Francés, Arabe y Suajili, la lengua del Este de Africa, al estar cerca de la linea del Ecuador hace un calor tórrido y tiene una vegetación exuberante, es uno de los países más pobres que conozco, solo comparable con Haití en el Caribe, no va apenas turismo y sus infraestructuras son escasas y deficientes.

Como en todos países pobres con economía de  subsistencia, poco trabajo y mucho paro, hay muchos vendedores ambulantes por las calles, se puede decir que Moroni es una tienda gigantesca.

Ethiopian Airways vuela todos días desde Madrid via Addis Abeba y Daressalam, el visado se obtiene a la llegada al aeropuerto de Moroni, previo pago de 30 euros, porque esta moneda también circula por allí.

Como anécdota  decir que es peligroso andar por la calle con una cámara de fotos en la mano, porque no les gustan las fotos nada, como en Haití.

Próximo periplo, conmemoración del 75 aniversario del desembarco de Normandia. 


Mapa parcial de Africa con la situación de Moroni, capital de Comores
Solo hay en el mundo tres banderas con cinco colores, Comores es una de ellas, las otras dos son Mozambique y Republica de Sudafrica.
Como dice la propaganda que hay por la ciudad, Mayotte es de las Comores y lo seguirá siendo siempre.
Quizás sea el mejor barrio de la ciudad cerca del puerto.
Llama la atención la cantidad de vendedores ambulantes que hay por las calles con carretillos.
Los granos aún se venden a la vieja usanza en sacos, creo que el señor que esta de espaldas hace mucho tiempo que tiene la camiseta que lleva puesta.
La mezquita principal del país de camino hacia el puerto.
La calle principal de la ciudad es la carretera más importante de la isla, toda ella es un mercadillo y un caos absoluto.
Los carretillos se multiplican con toda clase de mercancias, en muchos de ellos llevan un altavoz, con lo que con el griterío no se entiende nada.
Nadie puede decir que no encuentra una camiseta de su gusto.
No pude averiguar que miraba este trabajador y para que.
Solo por las tardes estas vendedoras se ponen en esta calle y venden pollo y mandioca fritos.
Una de las calles fuera de la calle principal, ésta última es la única que esta asfaltada.
Otra foto de lo que es la calle principal, sobre todo por las mañanas.
Una de las calles laterales del mercado central, y que ¡ mercado !.
Como he dicho en el escrito, es muy difícil hacer fotografías, la mayoría están hechas a escondidas, la mayoria de las mujeres llevan las compras en la cabeza.
La lava de los volcanes llega hasta el mar, con lo que meterse en él es imposible.
La cola para conseguir combustible para guisar, suele haber peleas, como siempre que se hace fila para lo que sea.
Muchas veces se encuentra uno rodeado de gente, carretillos, mercancías etc y hay que esperar hasta que aquello se despeja.
La otra calle del mercado central, pero no en hora punta.

Otra cosa que llama la atención es que a pesar de ser musulmanes, las mujeres visten con vivos colores.

sábado, 20 de abril de 2019

EL MONTE ATHOS Y MACEDONIA

Hace muchos años que había oído hablar sobre el monte Athos, pero me decían que era muy difícil acceder a él, entonces lo olvidé, hasta que el año pasado en un vuelo a Chipre en la revista que suelen llevar los aviones en los asientos venia un amplio reportaje sobre él, ahí se me encendieron todas las pasiones por visitarlo, aunque solo fuera por salvar la dificultad de hacerlo.

Es un viaje hacia atrás en el tiempo, creo que es el lugar más singular, no solo de Europa sino del mundo.
El Estado Monástico Autónomo de la Montaña Sagrada del Monte Athos, en Griego Agio Onoros, que así es como se llama, esta situado en la península más oriental de la a su vez península Calcídica, en el Norte de Grecia.
Fue fundado por el rey Casandro en el siglo VIII, su situación y su vegetación frondosa lo convirtió en un lugar para astetas y ermitaños.
Monjes del Este de Europa se retiraron allí para vivir en soledad, hoy en día parece ser que hay en torno a 2.000 monjes, pero llegó a albergar hasta 40.000, todos ellos de religión Ortodoxa.

En la península, solo accesible por barco, hay 15 monasterios Griegos y uno por cada una de las siguientes nacionalidades, Rusia, Rumanía, Bulgaria, Serbia y Georgia, esta totalmente prohibida la entrada de cualquier mujer o hembra animal, excepto las gatas, para que cacen los ratones, y los animales silvestres que son inevitables.

Para entrar hay que solicitar por correo electrónico la autorización a esta dirección ( athosreservation@gmail.com ) al menos seis meses antes de entrar, mandar el pasaporte escaneado y argumentar el motivo por lo que quieres entrar en la Montaña Sagrada, si tiene argumentos religiosos será mejor, una vez concedida la entrada 15 días antes hay que llamar por teléfono al nº 031861611, para el día que has decidido entrar hay que ir a Salonica y desde allí ir en autobús al pueblo de Ouranópolis el día antes de tomar el barco, hay alojamientos baratos, no olvidar el pasaporte, aquí no esta en vigor el espacio Europeo de Schengen.

Por la mañana en este pueblo hay que sacar el diamonitrión, permiso, en la oficina de los monasterios, 30 euros, sin él no puedes subir al barco, solo dejan entrar cada día 100 ortodoxos, y solo 10 no ortodoxos, por eso también se recomienda ponerse en contacto con los tres monasterios donde quieres ir para reservarte la estancia, con el buen tiempo se llenan.
Solo se puede estar tres noches y una sola en cada monasterio, de comer y dormir no tienes que pagar nada, se recomienda llevar algo de comida, porque la que dan allí es muy escasa.

Cuenta la leyenda que San Juan Bautista y la Virgen Maria naufragaron en el Mediterráneo y fueron a parar a la península del monte Athos, de ahí que solo la Madre de Dios fuera digna de pisar esa tierra.
La comunidad monástica se fundó el año 983 bajo las ordenes de Bizancio y todavía se rigen por el calendario Juliano del año 46 a.C introducido por Julio Cesar y en vigor hasta el año 1582, cuando el Papa Gregorio XIII introdujo el Gregoriano por el que se rige casi todo el mundo, el tiempo va 13 días detrás del nuestro y las actividades de los monasterios empiezan con la puesta del sol, asi que la misa empieza a las 4 de la madrugada para nosotros y suele durar 3 horas o más, aunque nadie está obligado a ir.

Para terminar una anécdota: Los catalanes tenían prohibida la entrada hasta el año 2005 y durante 7 siglos, hasta que el gobierno catalán donó 240.000 euros para reconstruir un monasterio, el motivo fue que cuando los almogávares, un ejercito de mercenarios catalanes, contratados por Bizancio para luchar contra los Otomanos saquearon el Monte Athos y la memoria colectiva de los monjes ha llegado hasta el siglo XXI.

En todos viajes surgen sorpresas y la mayoría insólitas, en Skopje estuve en el hotel Square en el centro de la ciudad y tenia el desayuno incluido, ya no fue que tuviera que ir con un bono al hotel de al lado a desayunar, mi mayor sorpresa fue que cuando el camarero me sirve el desayuno, unas tostadas con mantequilla y mermelada, le digo si no me trae café, me dice que hay que pagarlo aparte, mi reacción fue salir del restaurante e irme a una pastelería que había en la esquina y traerme un café con leche, los dos días siguientes antes de entrar al comedor, primero iba a por el café con leche.
No daba crédito a lo sucedido, pero el camarero menos, por entrar yo al comedor con el café en la mano, los dos eramos nuevos en ambas situaciones, pero él me miraba mal y yo tenia que hacer esfuerzos para contener la risa.



La torre Blanca es uno de los iconos de Salonica construida por los Otomanos.
El otro icono de la ciudad es el arco de Galerio, del siglo III, es P. M de la Humanidad
El mapa del la península del Monte Athos y donde estan los distintos monasterios.
El pueblo de Ouranópolis, con su torre Otomana donde se coge el barco.
Monasterios que va parando el barco en su recorrido hacia el Sur de la península para bajar o subir peregrinos, en este caso el de Dochiariou.
El monasterio de Xenofondos.
Monasterio de Xiropotamou.
Monasterio Ruso de San Pandeleimonos, uno de los más grandes.
Ni los monjes pueden astraerse de las nuevas tecnologias.
El barco deja en el puerto de Dafni y de aquí en autobús hasta la capital Karies, aquí hay supermercado y restaurante.
Exterior del Moni Megistis Lavra, el primer monasterio donde pase el primer día
La iglesia del mismo monasterio, no se pueden hacer fotos ni videos dentro de los edificios ni tampoco a los monjes.
El segundo dia estuve en el Moni Iviron de fundación Georgiana.
Algunos monasterios son verdaderas fortalezas construidas a través de los siglos y con todos los estilos arquitectónicos.
Ofertorio del Iviron, mientras se come hay que guardar absoluto silencio, solo se oye a un monje leer en un libro, cuando termina, hay que salir fuera.
En el primer monasterio estuve en una habitación con 8 camas, en el tercero con 4 y en el Iviron en una individual, son modestas, pero limpias y con buena calefacción, no hace falta llevar el saco de dormir.
El Simono Petras es el más famoso por su situación.
El anterior siempre está lleno, hay reservado hasta un año antes.
Foto desde el ferry del monte Athos, aún con nieve el 11 - 4 - 2019.
El último que estuve, Moni Osiou Gregoriu, el más pequeño y acogedor.
Algunos monasterios son verdaderos nidos de águilas, aquí la subida al anterior monasterio.
Entrada al monasterio Gregoriou, con sus plantas y su emparrado, en todos los monasterios te reciben con unos dulces, un licor y un vaso de agua.
Vista desde el patio del monasterio Gregoriu con la iglesia delante y la montaña detrás, toda la península es muy montañosa.
El acantilado debajo del monasterio es impresionante, así como las vistas del azul del mar Egeo.
Todos los monasterios tienen huertas y algunas son como los arrozales de Asia.
Uno de los puentes sobre el rio Vardar el la ciudad de Skopje,
El icono de la ciudad es sin duda el puente de piedra sobre el rio anterior.
La plaza Macedonia en el centro de Skopje con la estatua de Alejandro Magno, que aunque nació en Grecia, era hijo de Filipo II de Macedonia y Olimpia de Epiro y reino del 336 la 323 a.C
La casa memorial de la Madre Teresa de Calcuta en el centro de Skopje, porque aunque era hija de una familia Albanesa nació en Skopje el 26 de Agosto de 1910, entre otros muchos premios que recibió, en 1979 le dieron el premio Nobel de la Paz, de personajes como esta mujer que hizo tanto por los más necesitados, siempre hay que decir algo.


Tiene la ciudad un interesante bazar viejo de la época del imperio Otomano al mejor estilo Oriental donde se compra y se vende de todo.